domingo, enero 25, 2009

A la playa se va con bufanda...

... y aqui hay una foto que lo demuestra.
La foto está hecha en Druridge Bay, una bahia situada a 40 minutos en coche al norte de Newcastle en la que estuve esta mañana con mi supervisor, que ha resultado ser un amante de la fotografía y la naturaleza.


Además de lo raro que me ha resultado ir a la playa con Anorak, bufanda y botas de montañero, del viento y el frío que hacía y de lo preciosa que era la playa me ha resultado especialemente interesante un "corte" que se producía a 10 metros de la orilla (la marea estaba ya alta a las 1:00 a.m.) y que dejaba ver los diferentes estratos, los tipos de sedimento e incluso madera de la Edad de Bronce atrapada en la parte más fangosa. En la foto de la derecha creo que lo podéis apreciar. Es lo que sobresale en el medio del sedimento más oscuro

En la zona interior de la bahia hay varias reservas naturales, como Linton Lane, Cresswell Ponds, Druridge Pools, East Chevington y Hauxley, en la que estuve observando la fauna en puestos preparados para fotógrafos, ornitólogos o curiosos. La penúltima foto es de uno de los puestos de vigilancia, y la última de una de las lagunas que hemos estado observando y fotografiando. ¡Como he echado de menos a una fotógrafa...!







































Por último, me gustaría comentar que me ha encantado lo bien acondicionado que estaban tanto los recorridos como las casetas de observación. De todas formas, en España tenemos sitios maravillosos o mejores y muy bien acondicionados, como Doñana o Fuentepiedra, al menos que yo haya conocido. Y tengo intención de repetir visita cuando vuelva a España.