jueves, septiembre 28, 2006

Una pequeña reflexión, con pretensiones de debate, sobre el nacionalismo.

De verdad, me gustaría comprender mejor el nacionalismo. Despues de ver una película como "El viento que agita la cebada", puedes llegar a comprender el nacimiento de este tipo de movimientos políticos, e incluso a verlos como algo relativamente razonable en su momento.
Ahora bien, en el año 2006, con toda la riqueza del mundo a nuestro alcance, con la diversidad de culturas que podemos conocer, ¿por qué limitarse a lo más próximo?
Supongo que hay algo respetable en querer que se mantenga la cultura a la que perteneces, en intentar que no desaparezca bajo el peso de las culturas mayoritarias (se me eriza el lomo cuando veo a los niños españoles celebrar "Halloween"...). Pero, por supuesto, todo tiene un límite.
Sobre lo que no tengo dudas es sobre las sensaciones que me provocan toda la cacharrería que rodea a estas políticas... (selecciones de futbol, el valenciano es un idioma diferente del catalán, Cataluña es un pais...).
Creo que son todas esas tonterías las que hacen que sea imposible tomarse mínimamente el nacionalismo. Por lo menos a mi.



Edito para añadir que, por supuesto, me estoy refiriendo al nacionalismo no violento... Si no, habría mucho más que escribir... (o tal vez mucho menos...).

25 comentarios:

DLuque dijo...

Supongo que una opinión sobre el nacionalismo depende de lo que entendamos por nacionalismo. Veamos que dice la RAE:
1. m. Apego de los naturales de una nación a ella y a cuanto le pertenece.
Yo creo que este es el nacionalismo con el que más me identifico. Yo soy de Huelin y me siento orgulloso de ser andaluz. Aunque claro, Andalucía no es una nación, así que lo que yo siento no sería extrictamente nacionalismo, si no más bien "regionalismo" o algo así.
2. m. Ideología que atribuye entidad propia y diferenciada a un territorio y a sus ciudadanos, y en la que se fundan aspiraciones políticas muy diversas.
3. m. Aspiración o tendencia de un pueblo o raza a tener una cierta independencia en sus órganos rectores.
Teniendo en consideración éstas dos últimas acepciones, y teniendo en cuenta que Andalucia (ni Málaga, ni Huelin) no es una nación (por lo que no me afecta la primera acepción), puedo decir con cierto conocimiento de causa que NO soy nacionalista y no comparto el ideario nacionalista. Aunque no lo comparto, sí lo comprendo y no lo justifico, sobre todo en las dos últimas acepciones de la RAE.

Un perro madrileño dijo...

Hombre, Luque, yo creo que todo es relativo...

Si, en las dos últimas acepciones, te refieres a naciones "bien establecidas", como Francia... ¿No entiendes que "se atribuyan entidad propia y diferenciada a un territorio y a sus ciudadanos, y en la que se fundan aspiraciones políticas muy diversas."

o

"Aspiren o tiendan a tener una cierta independencia en sus órganos rectores."

como la CEE?

El problema viene con los Irlandeses, vascos, etc. y los "nacionalistas de grandes naciones", como Inglaterra, o España.

Kundera plantea un problema similar con su Chequia... Absorbida por Alemania, y unida como República Checa... para luego escindirse... Y del problema idiomático de los checos, alemanes, etc. ya ni hablamos... Los escritores de esos paises tenían que publicar en alemán (Gombrowicz, polaco, Kafka, checo...).

No comparo a los checos con los vascos... solo digo que creo que es más complejo de lo que parece.

Un saludo.

DLuque dijo...

Estimado Perro,
me preguntas <¿No entiendes que "se atribuyan entidad propia y diferenciada a un territorio y a sus ciudadanos, y en la que se fundan aspiraciones políticas muy diversas[?]">
La respuesta a esta pregunta está en mi entrada anterior: Lo entiendo, pero no lo comparto. No es algo que me motive en demasía, lo encuentro un poco arcaico y poco útil.

Un perro madrileño dijo...

¡Anti-ejpañol! ;-P

Hombre, Luque, sabes que yo tampoco soy muy de esas cosas, pero me parece normal que la gente se enorgullezca de su tierra, que defienda sus peculiaridades, etc. (Como apoyar al Unicaja o preferir la Feria de Málaga a la de Sevilla, sin ir más lejos ;-P)

Pero yo también creo que dedicar demasiada atención a estos asustos es perder el tiempo. A lo mejor no me lo parecería tanto si todo eso se viera "amenazado"...

Imagínate que las autoridades deciden que, como la feria de Sevilla es la más famosa de España, todas las ferias deben imitarla...
O un ejemplo menos absurdo. ¿qué te parecería si tu idioma, un idioma en el que se han escrito tantos libros maravilloso, se viera en peligor por la "practicidad" innegable del inglés, que domina casi toda la investigación y muchas de las actividades culturales...? ¿no entenderías que la gente lo defendiera? ¿tú lo defenderías? ¿Y a la feria de Málaga? ¿Y al Unicaja...?

DLuque dijo...

Vamos por partes (como dijo Jack el destripador):
1) Que a mi me guste más la feria de Málaga que la de Sevilla es simplemente porque es mejor.
2) Después del currito que nos metió el Madrid, no se yo si defendería mucho al Unicaja.
3) Lo que yo comprendo es el sentimiento de apego a las cosas propias de la tierra en la que se ha nacido/crecido. Nada de aspiraciones políticas ni independencia de órganos rectores.

Mina dijo...

Solo hay que viajar un poco para darse cuenta de que por muy diferentes que parezcamos somos todos monos grandes. Aquí, en Suecia (bueno, allí son más grandes, jiji) y en Euskadi. Le pese a quien le pese.
Evidentemente cada zona tiene su historia y debe protegerla, cualquier historia no debe olvidarse, sea buena o mala, pero de ahí a las paridas como la del Rh vasco... hay bastante más que un abismo.
Yo que soy gallega veo muchas cosas en el partido nacionalista galego BNG que no me gustan. Creo que si la política funcionase en todas las regiones correctamente, los nacionalismos se limitarían al ámbito cultural y no al político. Y supongo que nos iría mejor a todos.
Pero claro, despues de que te puteen un potorrón de años creo que es normal que la gente se encabrone y se politice la identidad de una región. Soy gallega. De muestra un botón.

Asigan dijo...

Lo peor del nacionalismo es que niega la voluntad individual en lo que se refiere a la elección del "ente político" al que se pertenece. Tu no eres lo que quieres ser, es la nación la que te define. Los catalanes son catalanes o malos catalanes, nada más, no puedes elegir ser español antes que catalán salvo si te conviertes en traidor a unas supuestas esencias que superan y trascienden al individuo. Irracional.

Un perro madrileño dijo...

Gracias por vuestras aportaciones, Mina y Asigan, son muy interesantes.

Habéis señalado lo que más me molesta del nacionalismo. Creo que es inevitable sentir apego por lo que consideras cercano a ti (que le den un premio a un español, que triunfe alguien de tu ciudad...), pero hay momentos en los que casi te da asco tener esos sentimientos, gracias a esos nacionalistas "excluyentes" que lo llevan al extremo (Rh, la españolía, etc.).

Es estupendo sentir orgullo o apego hacia lo cercano, lo "tuyo", pero es absurdo privvar a alguien de su disfrute sólo por su lugar de nacimiento.

DLuque dijo...

asigan, una puntualización. Escribías "no puedes elegir ser español antes que catalán". Es la misma tontería ser español antes que catalán o catalán antes que español, bajo mi punto de vista claro. El problema creo que está en que no entiendo eso de "la elección del "ente político" al que se pertenece" ¿? Yo no eligo pertenecer a ningún ente político, ni me da la gana hacerlo.
Saludos!

Gilgamesh dijo...

Uhm, un post sobre nacionalismos. Podría dejar mi opinión aquí pero me llevaría tiempo y es algo tarde ya, quiero irme a la cama. Tal vez mañana.
Sólo adelantaré que, en mi opinión, el nacionalismo va unido a posturas ideológicas bastante retrógradas. Además, se ha sabido rodear de otro tipo de pátina "izquierdosa" y moderna, cuando no hay mejor caldo de cultivo para la ranciedad y la xenofobia. ¿Nacionalismo de izquierdas? ¿Existe eso de verdad? La izquierda (tal como la entiendo) se basa en la justicia (antes que en la libertad), el nacionalismo establece ya de antemano una diferencia injusta y arbitraria entre el nosotros y el ellos. ¿Quién hace las fronteras?

¿Que hay varias acepciones de eso que llamais nacionalismo? Claro, y yo estoy usando una que entiende todo el mundo cuando hablamos de "nacionalismo". Vale, el apego a la tierra y las costumbres propias que dice mi amigo David es también nacionalismo según la RAE, pero hablo del nacionalismo como postura política. Y esto es otra cosa. Nace en el siglo XIX con toda la cola que ha traido. Por ejemplo, ya puestos a ser nacionalistas vascos, o catalanes, o españoles, o lo que sea, ¿seguimos el concepto de nación alemán o el francés? Porque mira que hay diferencia. Eso sólo como ejemplo.

Añado dos cosillas más:
Entiendo que el tema del nacionalismo apela más a la emoción que a la razón. O lo sientes o no lo sientes, pero no lo puedes justificar, sólo racionalizar, que es distinto. No tenéis más que ver los discursos del Aberri Eguna, con profusión de elementos mitológicos y unificadores del clan. A los que no nos va eso, sencillamente no nos llegan esas palabras. Es como con las banderas: a algunos les emociona ver la bandera española, o la ikurriña vasca, a otros les hierve la sangre, y a otros nos la sopla. Pero cuidado, tampoco nos corresponde decirle a otros que dejen de ser nacionalistas. Eso es una cuestión de sentimientos y no hay sitio para la razón. Pos vale.
Pero si uno define la nación al estilo alemán, y echa mano de palabras como "pueblo", me echo a temblar. No me gustan los "pueblos". Yo quiero ser ciudadano, nada más. Los pueblos son un invento de los políticos para dar sensación de homogeneidad a lo que no es homogéneo (si dicen el "pueblo vasco dice que...", ya se quieren referir a miles de personas que en realidad piensan de muchas maneras diferentes). También sirven los pueblos para "justificar" derechos y decisiones políticas actuales en base a elementos ancestrales, mitológicos, que en mi opinión no deberían tomarse en cuenta hoy. ¿Tan importante y trascendental es que hace mil años unos señores tomaran esta colina en una batalla? ¿o que mi vecino hable el mismo idioma que este otro, pero distinto que el de 100 metros más allá? Esa es la razón de que muchos nacionalismos manipulen la historia de manera descarada (si os contara).
La política, siempre según mi opinión, debería parecerse más al debate científico en un aspecto: la racionalidad, el argumento objetivo. Si apoyas una decisión, hazlo con datos, informes, previsiones, no con masas soliviantadas gracias a mitos y folklore. Y en ese discurso racional, el nacionalismo tal y como se entiende hoy no tendría cabida. Parece que da más legitimidad una masa manipulada que unos cuantos datos objetivos. No parece, lo da de veras.

Todo lo dicho, por cierto, son apreciaciones subjetivas mías, tal vez contaminadas por haber pasado toda mi vida en una "dictadura de facto" (aunque muchos no lo adviertan) del nacionalismo.

Bueno, que al final me he calentado y he escrito mucho. Sé que estos temas son los que generan más polémica y los que hacen que lluevan los insultos y aumenten las visitas de los trolls, así que cuidado. Ya nos veremos. Un saludo.

Un perro madrileño dijo...

Gracias por tu aportación gilgamesh.

Creo que has dado en el clavo. El nacionalismo no es sino una emoción, un proceso psicológico social. Recordemos las lecciones de Psicología Social sobre la cohesión, el endogrupo y el exogrupo, los experimentos de Sherif o Tajfel, etc.
Desde ahi, es fácil comprender su origen en conflictos entre grupos (irlandeses vs. ingleses, por ejemplo).

El problema es cuando se "viste" de teoría política, y se intenta justificar lo injustificable (Rh, Nazismo, apartheid, etc.).

Por cierto, a mi "izquierda" y "nacionalismo" también me parecen incompatibles.

Gilgamesh dijo...

Por cierto, la plataforma "ciutatans de Catalunya" tiene 3 escaños. Bravo. A ver si se animan a apuntarse también a als elecciones vascas, porque casi seguramente pueden contar con mi apoyo (digo "casi" porque soy muy cuidadoso con ese tipo de decisiones). El caso es que por aquellas tierras catalanas hay quien no les puede ver, quien piensa que difaman y estropean la imagen del "buen catalán". Observad este testo que os linko: http://www.escolar.net/MT/archives/2006/10/albert_boadella.html
Es la carta que envió un alcalde nacionalista a uno de los defensores de la plataforma de ciudadanos de Catalunya, Albert Boadella, y la respuesta que le mandó el mismo. A mí me parece que queda muy bien retratado el modo de pensar y actuar de buena parte de ese nacionalismo, sea de donde sea, que se ha aferrado a la butaca y se cree impune haga las burradas que haga, y también creo que Boadella aplica muy bien el sentido común.
Un saludo.

Gilgamesh dijo...

¡Argh! ¿He ecrito "testo"? De ahí debe venir "textículo"... :-P

Un perro madrileño dijo...

Increíble link, gilgamesh...

Y la respuesta de Boadella dura, pero justa. Parece un tipo (y una idea) interesante.

De todas formas, en política, cada vez soy más escéptico (si es que alguna vez no lo fui).

No sé dónde leí que, en un momento determinado, todos los políticos tienen que plantearse la gran pregunta: ¿qué es mejor, mantener unos principios firmes, olvidando los resultados y quizás llegar algun día a algun puesto de responsabilidad, o ceder en determinados puntos, para "contentar" a la mayor cantidad de gente posible, y así llegar a un puesto en el que pueda hacer al menos algo de lo que crees justo?

A mi, el solo hecho de plantear la pregunta, me mata. Quizás porque parece cierto.

Gilgamesh dijo...

En lo que estoy yo abstante descreido es en el tema de las ideologías. Cada vez soy más pragmático, y ojo, que eso puede ser peligroso. Cuando uno tira para el pragmatismo y para el beneficio inmediato, suele escorarse peligrosamente hacia la derecha y hacia ciertos tipos de pensamiento, digamos, no muy democráticos ;-)
Pero creo sinceramente que no es mi caso. Tengo unos valores y lo único que me importa es que haya políticos que se identifiquen con ellos, sin reparar en más. Por ejemplo, me importan un pito las naciones, las banderas y el folklore cutre disfrazado de identidad cultural (que no, que la cultura es otra cosa, y el folklore sólo una forma sencilla de manipulación emocional). Quiero cosas prácticas. Quiero justicia, que no se discrimine al diferente, quiero libertad individual, toda la posible, pero con los límites pertinentes que marca esa justicia (si no, nos iríamos al rollo Bush, jeje). Quiero que no se confundan las churras con las merinas. He visto en mi región, o en mi ciudad, cómo cagadas impresionantes en el terreno más cercano al ciudadano son camufladas por medio del recurso barato y fácil a las banderitas, al patrioterismo, al sentimiento, a la demagogia del "pueblo", a la mitología, en resumen. "Sí, de acuerdo, no pienso gastar un duro en estas cosas que son tan necesarias para todos, pero a cambio, mira, voy a financiar mi último delirio nacionalista totalmente innecesario y superfluo, para que todos agitemos banderas y comamos chuletón, distraidos, sin pensar en las cosas graves". Y la gente pica, y se cree que las cosas importantes son discutir sobre si vivimos en una nación o en un poblado o si el vasco nace o se hace, o si provenimos de los tiempos de Abraham, yo que sé. Y mientras los problemas graves sin solucionar, y alguien llenandose los bolsillos. País.

Un perro madrileño dijo...

¡A mi qué coño me importa que aumenten el dinero dedicado a investigación, que inviertan en viviendas dignas para jóvenes o que se mejoren las condiciones sanitarias de la población! ¡Yo lo que quiero es saber que Andalucía/Catalunya/Euskadi es una Realidad Nacional...!
Pues eso, que uno acaba decepcionándose con lo que vota, pero vota lo mismo para que no salgan los otros...

DLuque dijo...

Vamos a ver, estimado perro, ¡tu eres un sociata de toda la vida! Pro zetape de toda la vida...;-)

Gilgamesh dijo...

Os pongo esta entrevista que rebosa lo que es en mi opinión puritito sentido común. Me siento bien identificado con lo que se dice en esta entrevista (no me refiero a la posición ideológica de la representada, sólo a su opinión y argumentación sobre el nacionalismo).

Un perro madrileño dijo...

Estimado luke...

Que soy pro-zetape no hay más que verlo, con ir a una de mis primeras entradas en este mismo blog es suficiente... Mamonaza...
Pero yo no soy sociata de toda la vida... de hecho, las pasadas elecciones fueron las únicas en las que no he votado en blanco en mi vida. Y digo votado.

Yo lo que soy es un futbolero político, y cuando voto a alguien lo defiendo a capa y espada... No soy como otros que tardan CEROCOMADOS en renegar... ;-P

¡ANARQUISTA!

P.D. En cualquier caso, políticamente me considero moderadamente de izquierdas.

DLuque dijo...

Así me gusta, hay que defender lo que uno vota, si no hay disonancias maaaalas.

Viper dijo...

La verdad es que, estando tristemente orgulloso de practicar la ignorancia activa por cuanto refiere a los quehaceres de nuestra calaña política, no es menos cierto que jamás, jamás, por mucho que he llegado a preguntar, jamás encontré una persona capaz de describirme "a bote pronto" 5 rasgos fundamentales que describen el pensamiento de izquierdas y el de derechas (y de verdad que me hubiera gustado...), aunque la mayoría dice identificarse (en muchos casos de una manera enfermizamente visceral)más con uno que con otro.
Y es que lo de blanco y negro, Barça y Madrid, Panem et circenses; es decir, favorecer actitudes endogrupo-exogrupo es una fórmula funciona para polarizar actitudes...y votos.
En fin, en mi primera intervención no quiero aburrir más.
Sólo felicitaros por este Blog e invitaros a conocer el mío:
http://www.elclandelosoblanco.blogspot.com/

Gilgamesh dijo...

Viper, por eso yo prefiero autodescribirme como "progresista" ;-)

Sigo insistiendo con este tema del nacionalismo que me da en el corazoncito. Mirad esta entrada de mi blog personal: El tercio de los auténticos

¡Un saludo!

Anónimo dijo...

Yo entiendo que nacionalista es la persona que prima lo suyo sobre lo de los demás.Este concepto lo han llevao a la perfección durante siglos y siglos Estados totalitarios(España,Francia,Portugal,Inglaterra etc etc).Arrasando, conquistando , invadiendo , torturando , asesinando, violando y sobre todo imponiendo.
Cada uno se siente que forma parte de algo , cada uno lo llama como quiere.Y para mí nacionalista es una persona que no deja a otra persona ser lo que quiere ser libremente.

Primáis lo vuestro , lo que entendéis como vuestro sobre otras opciones o culturas , las llamáis nacionalistas.....pero quien es el nacionalista?

Lamentablemente nacionalista es el 99% de las personas ,no os preocupéis demasiado.

Mientras tanto el pez pequeño seguirá intentando que el pez grande no se lo coma.

Una opinión.

Un perro madrileño dijo...

Me ha parecido entender que "nos" calificas de nacionalistas.
Me gustaría que lo argumentaras, si no te importa.

Un saludo.

juanlu dijo...

Creo que ahora sí, ya me dirás. Hasta ahora entraba en un "blog" distinto a este en el que se podía ver un vídeo sobre el fútbol que me pareció muy interesante. Al acceder a "comentarios" no se me ofrecían las opciones a las que tú aludías, hasta que he llegado finalmente aquí. Edito mensaje... Espero...